lunes, 9 de marzo de 2009

Asunto Pendiente


http://2.bp.blogspot.com/_4WZpNFRzFZA/SWZtcXK06uI/AAAAAAAAAE0/ROhEBeIDM18/s320/sinttulo1ce9.jpg


Sinopsis
Asunto Pendiente

Katzenbach, John

Megan y Duncan Richards son gente normal. Él es banquero; ella, agente inmobiliaria. Tienen dos hijas adolescentes y un hijo. Viven en una casa preciosa. Todo indica que sus días de activistas políticos, allá por 1968, han quedado muy atrás. Después de todo, cualquiera que fuera joven en 1968 tiene un pasado activista.

Pero Megan y Duncan son distintos. Ellos fueron un poco más lejos. Empujados por una hermosa mujer que se hacía llamar Tania y que dirigía un grupo radical llamado la Brigada de Phoenix, tomaron parte en un robo que, según Tania, sería sencillo y sin derramamiento de sangre, pero no fue así. Desde entonces han pasado 18 años.

Y ahora, cuando los Richards disfrutan de su tranquilidad familiar, Tania está a punto de salir de la cárcel. Lleva 18 años planeando cómo vengarse de las dos personas a las que culpa de lo que ocurrió aquel día. Su venganza será dulce, será perversa. Empezará por su hijo…


Algo del Autor
John Katzenbach

Es un periodista y escritor que también ha trabajado como guionista en películas basadas en sus obras. Nació en 1950 y es hijo del conocido político estadounidense Nicholas Katzenbach. Se casó con Madeleine Blais, fijando su residencia en Massachussets.

Ha trabajado como columnista en muchos rotativos, como The Miami Herald y Miami News y ha sido colaborador en otras publicaciones periódicas como The New York Times, The Washington Post y The Philadelphia Enquirer.

Con más de una decena de novelas, entre las que destaca El psicoanalista, publicada en 2002, ha sido un aspirante muy serio en dos ocasiones al Premio Edgar que concede la American Mistery Writers Association.

La guerra de Hart, una de sus obras que fue llevada al cine con más éxito, protagonizada por Bruce Willis y Colin Farrel.

Lee un poco de la obra


Se sentía increíblemente afortunada. A principios de mes había estado convencida de que no encontraría nada para los Wright, de que éstos terminarían gastándose todas sus ganancias en la bolsa en Hamden o Duchess County y encargarían a otro agente que les buscara la casa en el campo que querían. Pero después de mucho pensar se acordó de la vieja propiedad Halliday, en North Road. Llevaba años desocupada, probablemente desde que la anciana señora Halliday había muerto y sus herederos —sobrinas y sobrinos que vivían en Los Ángeles y Tucson— la habían puesto en manos de la agencia. Todos los agentes de la Inmobiliaria County States habían hecho la correspondiente visita de inspección de la propiedad y, después de tomar buena nota de las goteras del tejado, el mal estado de las cañerías y, en suma, la decrepitud que produce el paso del tiempo, habían sentenciado que no se vendería, sobre todo por su emplazamiento, en una comunidad que estaba experimentando un auge de la construcción. Después había caído en el olvido, como una tierra en barbecho a la que poco a poco invade la maleza del bosque vecino, el mismo por el que había llevado a los Wright en su coche, traqueteando por casi un kilómetro de barro hasta la entrada principal. Los últimos rayos de luz otoñal atravesaban la oscuridad del bosque con una claridad inusitada, buscando cada hoja seca, comprobando, inspeccionando, iluminando cada rincón y resquicio. La gran masa oscura de árboles sobresalía y anulaba la luz del sol que la atravesaba.



Enlaces de Descarga

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Que sea constructivo